RIÑONCITOS CON MANTECA PROVENZAL

 Ingredientes

4 porciones

  • 1 riñón
  • Rodajas de 1 limón
  • 50 g manteca pomada (ablandada a temperatura ambiente)
  • 1 cdita. de perejil picado
  • 3 dientes de ajo, picados
  • Salsa inglesa, a gusto
  • Sal y pimienta, a gusto

Guarnición

  • Puré de zanahoria
  • Remolachas hervidas
  • Tomates secos, hidratados en aceite

Preparación

Colocar el riñón bajo la canilla y dejar correr bastante agua para retirar cualquier sabor fuerte que pueda tener. Colocarlo en un bol y verter agua hasta taparlo, agregar las rodajas de limón y descartar las telitas que lo recubren.

En otro recipiente profundo, mezclar la manteca pomada, el perejil, el ajo y la salsa inglesa. Salpimentar y mezclar con una espátula hasta que todo esté bien integrado.

Colocar la manteca sobre papel de aluminio y amasar, lentamente, hasta lograr un cilindro. Enfriar, por lo menos, 4 horas en la heladera.

Disponer el riñón sobre la parrilla a fuego fuerte y cocinarlo 5 minutos de cada lado (tener en cuenta que si bien el riñón es redondo, se trabaja como si tuviera 6 lados) para que resulte bien sellado.

Cortar el riñón en medallones y cocinarlos de ambos lados sobre la parrilla hasta que estén dorados.

Desenvolver la manteca provenzal y cortarla en finas monedas. Antes de servir, disponer una moneda sobre cada uno de los medallones de riñón y dejar que esta se ablande con el propio calor de la pieza.

Para la guarnición de remolachas, hervirlas con piel partiendo de agua fría con sal gruesa (no más de 10 gramos por litro de agua) hasta que estén tiernas. Escurrirlas, dejarlas enfriar, pelarlas y cortarlas en cubos.

Como otro acompañamiento, también se pueden preparar bastones de zanahoria. Para eso, calentar 2 cucharadas de azúcar con 50 gramos de manteca y 200 gramos de zanahoria cortada en bastones. Tapar con papel de aluminio y terminar la cocción sobre el mismo fuego encendido.

A DISFRUTAR!